Origen del champagne

En la Edad Media, el vino de calidad era un monopolio de la Iglesia, que obtiene el precioso elemento para ser consagrado en las misas. La evolución del vino en la región de Champagne está relacionado con los reyes de Francia.

 

El primero de ellos en convertirse al catolicismo fue Clodoveo I, consagrado por el obispo de Reims la Navidad del año 496 en la capital de la región de Champagne.

 

Desde aquel día, sus vinos fueron dedicados a la realeza. Entre 898 y 1825, todos los reyes fueron consagrados en Reims y las festividades celebradas en su honor bañadas con los mejores vinos de la provincia. Esto hizo que trataran de mejorarse continuamente. Los vinos de Champagne se hacen efervescentes a finales del siglo XVII.

 

Quién inventó el champagne

 

Se considera que el inventor del champagne es el monje benedictino Dom Pierre Perignon en el año 1693 en Francia. Como muchos otros inventos, se dio por casualidad.

 

El monje estaba probando nuevos sistemas y mezclas para elaborar vino, y no conseguía eliminar las burbujas de la fermentación (todo un fracaso). Pero por un casual lo probó y el resultado era magnífico. Se acababa de inventar el champagne.

 

El proceso es muy sencillo. Si los vinos se guardan en barricas, el gas producido durante la fermentación se escapa, pero si se guarda en botellas, queda retenido en el líquido y le da su carácter especial.

 

La fermentación es doble. La primera fermentación se realiza en cubas de madera y la segunda fermentación se hace en las botellas, donde permanecen un mínimo de dos años.

 

Evolución del champagne

El mismo monje dom Pierre Pérignon mejoró el método champenoise en 1670 con la mezcla adecuada de uvas, el tapón de corcho sujeto con un cordel de cáñamo en una primera botella con forma de manzana y el vidrio más grueso para soportar la presión de la fermentación que retendrá el gas.

 

Al parecer, Madame de Pompadour consumía unas doscientas botellas al año en sus fiestas y la copa baja de champán es un molde de sus pechos que realizó un vidriero de la corte.

 

También se dice que fueron los ingleses quienes idearon un vidrio más grueso para las botellas, tal vez a causa de aquel vino espumoso del Languedoc que las hacía reventar, y que el método de la gasificación fue descubierto por los rusos, a los que les encantaban los vinos muy dulces.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Email address is required.